viernes, 26 de octubre de 2007

¿EDUCACIÓN PARA LA QUÉ?

El tema de la educación empezó a importarme el día en que empecé mis pinitos laborales trabajando en un colegio.Daba clase a grupos numerosos con lo cual tenía una muestra,para mi gusto ,bastante amplia de alumnos,y unos me correspondían como tutora y otros no.


De todo aquel trabajo ,una de las conclusiones que saqué es que no da lo mismo lo que hagan o no hagan los padres con los hijos,que si detrás de un chico hay unos padres empeñados en transmitirle una serie de valores y comportamientos,se puede trabajar mejor con el ,tanto académica como personalmente.Sin embargo, si los padres no actúan o hay disparidad entre colegio y familia ,el tema se complica.

A qué viene todo esto?Pues a que me parece que es importante conocer los contenidos de la asignatura "educación para la ciudadanía" que presentó el presidente en el Congreso el 3 de julio.La edición presentada fue la de Jose Antonio Marina de la editorial SM,pero parece que habrá versiones variadas de otras editoriales.

Entre las cosas que he leído el señor Marina dice:"me dan de vez en cuando ataques de megalomanía educativa que debo controlar"( sálvese quien pueda)Habla de un " gran proyecto ético" con un nuevo molde de "identidades múltiples o concéntricas: de genero,religiosas ,ideológicas,nacional y humana.Además, el Estado se reserva el derecho de decidir qué valores o qué identidades son compatibles con el gran proyecto.Insiste en que el Estado,a través del curriculo educativo debe suplantar a las familias cuando estas no transmiten de manera "eficaz" valores a los hijos.(nos van a suspender a los padres?,pero no quedábamos en que ahora no se suspende para no traumar? ¿por qué me tienen que decir cómo he de educar a mis hijos?)

Tambien dice:"las familias pueden educar a sus hijos en su religión y en su moral;pero el Estado debe encargarse de facilitar a todos nuestros jóvenes aquella educación que la sociedad considera necesaria para el desarrollo de los proyectos personales,la buena convivencia ,la justa resolución de los problemas y el progreso económico" (nos va a decir el Estado lo que está bien y lo que está mal???)

Además dice que para que el individuo sea feliz,la sociedad debe serlo antes que el(cómo se mide la felicidad de la sociedad? quien la mide,el Estado?,la sociedad por encima del individuo?)

Dice:"el buen ciudadano es el que piensa bien,tiene los sentimientos adecuados y obra rectamente" (otra vez diciendonos cómo tenemos que pensar,sentir y obrar?)

Y se podría seguir…

2 comentarios:

sinretorno dijo...

Magnífico blog, de verdad. Lleno de gracia, sentido común y cristiano y muy buen humor. Saludos a la familia.

i.riñón dijo...

Esto es mucho peor de lo que yo suponía que era la EpC. Aunque yo no tengo hijos, ¿me puedo oponer a la manipulación estatal?

¿Qué es eso de que "el Estado se reserva el derecho de..."? Serán los ciudadanos de la Nación los que decidirán qué derechos tienen los gobernantes y cuáles no. ¿O no estamos en democracia?

Es vomitivo este texto.